Monton de trigo

Hayedo de Montejo

jueves, 13 de octubre de 2016

Desfile Día de la Hispanidad 12 de octubre de 2016 (2ª Parte)


Como ya viene siendo tradicional, el desfile militar terminó con las unidades a caballo. Primero desfiló la sección Hipomóvil de la Batería Real, con sus caballos tirando de los cañones del año 1906, yo a estos caballos los llamo percherones, pero me dijeron que son hispano-bretones. Después pasarían para terminar un Escuadrón de Caballería de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil. Impresionante las imágenes de los caballos con su jinetes uniformados y esa lluvia incesante que envolvía todo de un color otoñal totalmente atractivo. 








 

















Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen reportaje fotográfico Zorro

Mariano

Anónimo dijo...

Pedro, muy buen reportaje y bonitas fotos.
En contestación al comentario de ayer, que si había habido algún Cadalseño, que si había desfilado en algún desfile, digo que si, yo desfile el 24 de Mayo de 1981 en Almería, en un homenaje a la bandera, en un acto muy bonito y emotivo, que nunca olvidare, en el cual desfilamos mas de 5000 hombres, 400 vehículos y carros de combate, y donde desfilaron, infantería, artillería, infantería de marina, guardia civil, unidad de montaña de la guardia civil, policía nacional, compañía de operaciones especiales, regulares y legionarios con sede en Melilla.
Todavía guardo de recuerdo el periódico de la voz de Almería, donde viene un gran resumen del desfile.


Jesús López

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

AMO A MADRID
"Madrid,Madrid,que bien tu nombre suena,
rompeolas de todas las Españas"
D. Antonio Machado

Madrid Universal, del brazo abierto,
con su puerta del Sol alba de España,
entrañable ciudad que a nadie extraña
ya sean de interior, montaña o puerto.

Madrid Universal, de error y acierto
de la Historia Patria que te acompaña,
y un Manzanares que ahora te baña
saludable y limpio, breve y despierto.

Madrid Universal de Austria severo,
señor de medio mundo y gesto adusto,
con la gorguera pareció altanero.

Y un Borbón de napolitano gusto
que sosegado amó y no empuño acero
y fue ilustrado rey y su alcalde justo.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL ENGASTADOR, EL BRILLANTE DE TRES
QUILATES,EL GALLO Y LAS VECINAS

Suceso es real y cierto,
en Madrid y en pleno centro,
también el engaste incierto
y un gallo se cuela dentro.

Retirándose a comer
un colega al mediodía,
desguarneció en su taller
brillante de gran cuantía.

Quedo solo en la bandeja
sobre la pulcra pastera,
sin emitir una queja
y en silencio la astillera.

Por una ventana abierta
desde el patio de vecinos,
inició una descubierta
un gallo de los más finos.

Con un corto y torpe vuelo
se encaramó en el dintel,
aterrizando en el suelo
que le sirvió de escabel.

La ronda ya comenzada
entre oteo y cabildeo,
el fulgor de llamarada
le deslumbró en su paseo.

Y aquel gallo pretencioso,
viendo en él su vivo espejo,
cacareó majestuoso
retratado en su reflejo.

Y con recio picotazo
el brillante se tragó
y fue lazada y fue lazo
que la vida le costó.

Al gallo vio la sirvienta
de un prócer del principal,
que fregoteaba lenta
entre arrobo virginal.

Llegado el desventurado
espeso tras la comida,
con un grito desgarrado
exclamó:"¡hostias mi piedra huida!"

Y encorvado por el suelo,
escudriñándolo a gatas,
blasfemaba contra el cielo
entre tallas de oro y plata.

Acudieron las vecinas,
el prócer y su sirvienta,
se despoblaron cocinas
y bizcaba una asistenta.

Bulla , bullanga y dislate
y cónclave en la escalera,
y exponiendo escaparate
un moza ventanera.

Salió el gallo a la palestra,
quien oculto en un rincón,
con una llave maestra
el prócer dio defunción.

Un cuchillo por ensalmo
apareció en una mano,
y sin letanía y salmo
le abrió en canal un profano.

Y el brillante apareció
verdad que un poco manchado,
pro fúlgido lució
en solitario engastado.

Pues el Madrid de posguerra,
el de las hambres caninas,
y tiestos colmos de tierra
criaba gallos y gallinas.

Y tal vez como anticipo
de tiempos que se avecinan,
colegas os participo
si a lo mismo nos conminan.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho