Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

martes, 22 de marzo de 2016

MARÍA PILAR ZURDO DÍAZ






MARÍA PILAR ZURDO DÍAZ 

Donde quiera que estés, tu  recuerdo va conmigo, amiga.





Fue una corucha preclara

que se nos fue prontamente,

de privilegiada mente

fugaz como el agua clara.

Pese a que  poco durara

su recuerdo es imborrable

y es deber indeclinable

que te recuerde el amigo

que participó contigo

en un tiempo memorable.



A pesar de sus dolores

y su permanencia en cama

era del roble una rama

del árbol de sus amores.

Operaciones y horrores

soportaba su columna,

y ella como buena alumna

era estoica en su estoicismo

de un singular heroísmo

de las de Hércules, columna.



Profundamente creyente

su esperanza la cifraba

en la Virgen que la amaba

y en el fervor de su gente.

Ingeniosa y ocurrente

y rodeada de amigos

espectadores testigos

de su sonrisa radiante,

y ser de la vida amante

y amapola de los trigos.



Y cuando entró en la agonía

y vio a la muerte de cerca

vio a sus pinos de La Alberca

y a su arroyo de agua fría.

Y la Muerte que venía

resuelta con su guadaña

en la silla de espadaña

se sentó, y con gran respeto

le susurró en un secreto:
                              -¡El llevarte a ti me daña!



Saturnino Caraballo

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo zorro, gracias por lo de María Pilar Zurdo.

Por otro lado dime cuando se hace la presentación del libro y tu exposición fotográfica.

Un saludo y espero tu respuesta.

Saturnino Caraballo

Zorro dijo...

Gracias a ti que eres el autor y a María Pilar que te inspiró. La presentación del libro y la proyección será el sábado 30 de abril. Ya te daré un toque más adelante.

Un saludo

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a ti que eres el autor y a María Pilar que te inspiró. La presentación del libro y la proyección será el sábado 30 de abril. Ya te daré un toque más adelante.

Un saludo

Anónimo dijo...

Gracias, Pedro Alfonso, un recuerdo impagable, no tenia ninguna foto de Mari Pili!

Julio Zurdo

Anónimo dijo...

El poema, profundo y emotivo!

Julio Zurdo

Anónimo dijo...


Yo la conocí, venía por Cadalso y era la hija del practicante de Cenicientos.