Virgen de Lancharrasa

Virgen  de Lancharrasa
Ahora hace siete años

Día del Hornazo

Día del Hornazo
Entra para leer este post de 2010 y disfrutar de nuestro día del Hornazo.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Carnaval de Ánimas 2016 Cadalso de los Vidrios. Revoloteo de banderas.

                          
El Revoloteo de Banderas



Capitanes y soldados formados acompañan a las banderas para el revoloteo, es parte del Carnaval de Ánimas de Cadalso, es el momento de demostrar que eres cadalseño para ante el público coger la bandera de Ánimas con los característicos colores amarillo y negro. Das un donativo a los capitanes, tomas la bandera y te lanzas al centro ante la mirada de los allí asistentes, y a volaaaar.





Unos tras otros muchos cadalseños y cadalseñas van demostrando su arte en esto del revoloteo de banderas, también los hay de fuera que no se resisten y atraídos por el momento y la música se lanzan como valientes, y la verdad sea dicha, no lo hacen mal.





No faltan los asistentes que emocionados por el ambiente carnavalesco de las Ánimas Benditas se siente hoy mucho más cadalseños que cualquier otro día. Miran, observan, se comen una rosquilla y se deleitan con un moscatel para pasarla mejor, es la vuelta a lo de siempre. al pasado de siglos y que mejor en este día para rescatar nuestra condición de cadalseños.



Los músicos acompañan cada revoloteo, suenan músicas ancestrales, desarrollan un momento que ya otros muchos vivieron, no es más que dejarse llevar y disfrutar de lo nuestro, de lo que nos une, de ese Carnaval de Ánimas que siempre ha estado presente en Cadalso desde hace siglos.




Los más pequeños también se lanzan llenos de emoción, son trechos de la vida que todos hemos pasado, que nos llevan por el camino de las tradiciones cadalseñas, que dejan huella y que nos internan sin darnos cuenta en la forma de sentir que todos tenemos, aflorando los sentimientos cada año por Carnaval.



No olvidemos al rifador, hombre serio que recorre las calles al grito de "Los espárragos en 20 euros" y así con todo lo que se ha ofrecido al Ramo o Cajón. Cada año, y no puedo remediarlo, se me vienen a la memoria otros carnavales y otros rifadores, son como diría mi gran amigo y excelente escritor Miguel Moreno, "retazos del pasado al socaire de las emociones" y que razón tiene. En mi recuerdos siempre están en tío Angelillo, Julio "Calores", "Chanela" Antonino, o el más reciente José "Peque", a todos ellos mi reconocimiento y admiración.




Y de nuevo al terminar el revoloteo, los capitanes acompañados de sus soldados y la música, acompañan al cuadro de Ánimas en formación hasta la casa del Capitán del bastón, encargado desde el momento que tomó la insignia de custodiar el cuadro durante todo el año.

Mi enhorabuena a todos los capitanes y soldados del Carnaval de Ánimas de 2016

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Miguel Moreno González dijo...

Tu amor a la Hermandad de las Ánimas Benditas de Cadalso forma parte inseparable de ti. Con "El Zorro Corredero" se conoce y se admira esta bendita tradición en sus términos más auténticos.
Ambos éramos niños y te recuerdo sirviendo con devoción a las Ánimas como Capitán de ¿Cordones? Cruzabas nuestras calles con tu pecho también cruzado por esa banda que nos transmitía un halo cuasi mágico a los infantes de entonces.
Cada año acuden puntuales a su cita tus crónicas de Carnaval; siempre bellas, precisas, rezumando sentimientos y llenas de reminiscencias cadalseñas ancestrales que recuperas y conviertes en inolvidables. Lo haces de tal forma que "enseñas" a los más jóvenes a querer las tradiciones cadalseñas.
Tus retratos nos miran, nos hablan y nos muestran con total fidelidad los paisajes y los personajes de este pueblo nuestro. Esas fotos darán fe a las generaciones futuras de todo este mundo entrañable que alimenta lo mejor de las gentes cadalseñas.
Gracias y enhorabuena.

Pedro Alfonso dijo...

Los días de nuestra niñez estaban cargados de abulia, nos anegaban el ánimo con la misma inclemencia con que los días terminaban en la soledad de aquellas calles con pocas luces. Sólo cuando los niños rescatábamos nuestra alegría por la llegada de las fiestas del Cristo o Carnaval quedábamos ensimismados, aquellos días duraban poco, pero contenían el peso de la felicidad y el compartimiento con lo nuestro y con los más allegados.
El Carnaval y sus Ánimas es la huella que siempre brilla en mis recuerdos, y sin darme cuenta me involucra en el pasado y en la complicidad con mi gente de ayer y de hoy.

Un abrazo Miguel
Pedro