Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 26 de febrero de 2016

Astronomía comparada....a la sombra de la Luna....[Perspectivas desde la cima] La luna y la Peña Muñana de Cadalso


La famosa foto de la luna sobre la Peña Muñana de Cadalso, tuvo sus problemas para realizarse, como siempre no es fácil hacer una foto y obtener el resultado que tú deseas a la primera. Esta es la historia contada por los dos astrofotógrafos que el pasado mes de enero decidieron, por suerte para Cadalso, realizar un reportaje del atardecer-noche y la luna con la Peña Muñana y otros momentos que a todos siempre nos regala Cadalso.
Enhorabuena por ese premio y gracias de todos los que formamos Cadalso por haber elegido nuestro pueblo y su entorno para dejar volar vuestra imaginación. 

Un millón de gracias Danikxt y b:Deícar

Zorro Corredero

Estos son sus blogs, entrad y disfrutad de todo lo que estos dos astrofotógrafos nos regalan.

http://danikxt.blogspot.com.es/
http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com.es/

Astronomía comparada....a la sombra de la Luna....[Perspectivas desde la cima]



Mick Softley: Time Machine


Cuentos de Nocturnio y Alevosio X:
           
Descendimos del coche y abriéndome el portón trasero me saludó en el hombro despidiéndose con la vista puesta unas centenas de metros más arriba. Ambos veíamos el tiempo justo en nuestras muñecas y se nos escapaba de las manos.

Sonreímos como si fuera lo único que tuviéramos controlado.

Con más prisa pero con causa cargué en la pesada y aparatosa mochila de espaldar flotante la cámara y su teleobjetivo, el telescopio y su trípode; baterías, pilas de repuesto y una naranja; orejeras y mi boina; frontales y un par de incómodos bastones para el descenso por entre los resquicios de aquella gran peña húmeda que al caer de la noche intensamente mana deslizantes regueros de agua brotando sonidos de contracción metamórfica.

A la carrera y sin calentamiento previo llegué a la cumbre pisando seguro sobre las suelas de gato de mis five.ten nuevas, sabiendo que a la luna le quedaba poco para asomar. Aún no la veía.
Fijé el telescopio encuadrándolo en apenas un metro de resbaladiza superficie de perpiaño que si por un lado amansaba por el otro que más necesitaba cualquier traspiés me conduciría a una caída vertical de varias decenas de metros.
Aquel cimero doble  podría ser patíbulo, vidrioso, de una muerte  ^al sol poner...en Cadalso...

El astrofotógrafo y maestro Dani Caxete corría con el coche a cuatro kilómetros de distancia, en otro lejano e indeterminado punto, para, tumbándose en el suelo, disparar fotos hacia la cumbre donde estaba emplazado con el telescopio y comenzaba a ver con interés los agujeros que tiene el cielo en cada estrella.

Cuando llegó se dio cuenta que no llevaba trípode y cuerpo a tierra o sobre mortales pretiles, con su chaquetón,  improvisó uno para su anteojo y  anclándole  su cámara debió disparar ráfagas que mataron el tiempo restante. d:Deíca-r

Sonó el teléfono:
──¿Diga?
──Súbitos fogonazos trazaron apneas de respiro y bocanadas de aliento…
──¡Vale! Hummm…La luna por el anteojo astronómico resulta tener selenitas que nos saludan tomando baños de sol acostado…¿O son nubes?
──Cuelgo que ahora te llamo. Los coches me pasan rozando

Epílogo insculpido:
*Escopla la mano
que sos(con)tiene
largo chaple
Lo *esboce
buril dejado.



Mick Softley: Mick Softley 

Vi nubes arando aborregados cielos por debajo de Orión en despejadas noches 
cálidas  gamelas  surcar rías galaicas a las nécoras de la madrugada. 
Vi o rei cintolo explorar na minha cachola inmersa cueva. 
Vi un reino vacío lleno de ricos hombres purpurados hablando de inexistencias 
vendiendo humo a las puertas de los colegios. 
*Vi, vino, miré embriagado, nuevamente a o Rei Cintolo, de alegranza tolo
^Be tanto que quedé ciego.Bricd


[^Suena a: suponer]
[*Veni, vidi, vici]
[^Beví: bebí con la mirada]
13:40
Entón, deica

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Impresionantes fotos.

Gracias

Pedro Alfonso dijo...


Totalmente de acuerdo.

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS ELEMENTOS Y LAS ESTACIONES

Sois elementos venidos del cielo
arrojados por las constelaciones,
anuncio de las cuatro estaciones,
precursoras de alegría y de duelo.

En invierno, miedo al fatídico hielo,
ruina del campo que otorga sus dones,
donde se escuchan las lamentaciones
de los sembrados en su desconsuelo.

En primavera, estallido de vida,
todo es belleza y el huerto florece,
al trigal el viento áureo lo mece.

Recordando a la siega en verano,
con el otoño esperando en el vano
de la puerta y una nueva partida.

Saturnino Caraballo Díaz
EL Poeta Corucho