El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

jueves, 17 de diciembre de 2015

A Pedrín, que siempre estará en San Antón y en el campo cadalseño


A Pedrín, que siempre estará en San Antón y en el campo cadalseño



El campo de Cadalso hoy está triste, el campo de Cadalso se ha quedado sin uno de sus mejores bienhechores, todo se inunda hoy en los recuerdos de una persona que siempre estuvo ligada al campo cadalseño, que cada día tomaba la senda de la Sierra, Tórtolas o Lanchalices para dibujar a golpe de vertedera el nuevo ciclo de cada año de labor. 

Flotaban los castaños y los pinos y los robles y el ruido de la vertedera se expandía por toda la viña, las voces acompasadas para guiar a la mula y el resoplar de la caballería y su guía, se mezclaban con la humedad y la escarcha de los fríos días invernales de Cadalso.
Suspiros inquietos que contenían el escalofrío de la soledad y la entrega, del amor al campo y al trabajo bien realizado, instantes de la vida de Pedrín que a cada labor decoraba un campo lleno de simientes lejanas y costumbres heredadas. 

 Anoche la tarde otoñal fue tranquila y templada en San Antón, las gentes subían y bajaban en sus quehaceres diarios, todo resultaba humano y cadalseño, como cualquier tarde-noche de las muchas que los años y los siglos han sabido entregarnos a los sanantoneros y a todos los cadalseños-as, si, era un día como cualquier otro, pero la noche se iba a convertir en la aliada de la muerte, y así de sopetón vino y se llevo a Pedrín, el jornalero eficiente, el hombre que acariciaba las cepas y plasmaba líneas inmensamente rectas en la tierra con su arado de vertedera, el cadalseño que siempre será recordado por ser uno de los últimos aradores del campo con caballería, por ser un hombre de enorme entrega, y todo un personaje de la vida de este pequeño pero a la vez inmenso pueblo que todos formamos.

 Sus patillas eran muy conocidas, como también lo era su costumbre de afeitárselas para el día del Cristo, no digamos su pasión por el Español, equipo al que Pedrín quería y animaba sin que nadie supiéramos por qué. Muchos fueron los años en los que Pedrín, la mula y el borrico formaron una composición ya casi del pasado, muchos los momentos de duro trabajo con Balta, el panadero, con el que estuve tantos años trabajando, muchas las pasiones y bromas que siempre despertaba y muchos recuerdos de sus últimos años sin apenas salir de su querido San Antón, de sus cortos paseos, de la piedra donde siempre encontraba reposo, de esa mula que compartía con su hermano y que todavía hoy podemos ver para deleite de nuestro intimo pasado “traba” en los campos se acercan a San Antón.

 Han sido muchos los encuentros que a lo largo de la vida he tenido con Pedrín, en el campo, en el Tropezón, en el corral del tío Balta y en su bajar y subir para comprar la comida y el pan. En todos ellos siempre hubo un saludo cariñoso e intimo, conversaciones cortas, él era de pocas palabras, y todavía menos de fotos. Recuerdo no hace muchos días que lo encontré sentado en la piedra que él acostumbraba a visitar, le dije que le quería hacer una foto, y la respuesta fue contundente…”déjame a mí de fotos, yo ya estoy muy visto”. Pero en alguna ocasión si tuve la oportunidad de fotografiarle con su consentimiento, ahora se me vienen un par de veces, una en la Plazoleta, lo que ahora se llama Plaza del Dr. Fleming o del hogar. En aquella ocasión como en casi todas iba acompañado de su mula y su borrico, alforjas al hombro y siempre andando delante controlando el ramal. Otra vez salía a la carretera del Pilar desde Lanchalices donde había estado arando, nuestras miradas se cruzaron, hubo un corto saludo y un par de fotos en las que no puso mucho interés, como casi siempre.

 Adiós Pedrín, todos los que alguna vez convivimos contigo en esta tierra que nos ha visto nacer te echaremos de menos, sentiremos tu presencia y tu imagen, pero quién más notará tu ausencia será tu hermano, tu barrio, tu piedra, y desde luego el campo cadalseño y sus sarmientos que no volverá a sentir las caricias de tus tijeras de podar, los racimos de uvas que se sentirán vacios sin el corte de tu corva, la tierra que durante tantos años nos dio trabajo y de vivir y que ya no notará el paso suave del arado en cada surco, porque tú, amigo Pedrín, no arabas, lo que tú hacías era dibujar con la vertedera.

 Ahora desde Cadalso de Arriba sólo tendrás que asomarte un poco para ver la viña de Tórtolas o de la Sierra que llorarán tu ausencia, sólo tendrás que dejar llevar tu alma unos metros para estar de nuevo en tu barrio, porque a pesar de tu usencia seguirás vivo en mi recuerdo y en el de tantos cadalseños-as que siempre te han querido y admirado.

 Un abrazo y hasta siempre.

Pedro Hernández Calvo

              1942
+ 16.12.2015

Pedro "Zorro Corredero"
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya semana triste en San Antón. Descansa en paz, Pedro

Concha Garcia Boj

Anónimo dijo...

Pedrin , el "español " , mi tío y una de las personas más buenas que he conocido jamás . Te acabas de ir y ya te echo de menos . Te quiero, descansa en paz.

Vicente Clemente

Miguel Moreno González dijo...

Nadie como como tú para fotografiar por dentro y por fuera a los cadalseños buenos, auténticos, a los melancólicos del alma y del paisaje, a los que van varios pasos por delante de los demás. Esos que supieron unir arando el cielo con la tierra. Maravillosa elegía a la altura del personaje. Y esa foto es un canto a todo lo que nuestros antepasados -y nosotros mismos- hemos mamado desde siempre. Yo le admiraba y nunca se lo dije. Nunca cometamos esos errores.
En mi resumen festivo del Cristo 2011 conté que le vi, el Día de la Vaquilla", por sus territorios sanantoneros. Lo copio aquí, porque seguro que ahora podrá leerlo.
Pedrín, “Español” (por su acendrado y eterno amor al RCD. Español, de Barcelona), salía del Camposanto lento, apoyado sobre su cayado, mirando al suelo y tocado de gorra campera el Día de “La Vaquilla”. Un hombre, uno de tantos cadalseños, (éste de la calle San Antón, la mía), que han forjado con su trabajo, su honradez, su honestidad, su amor a su tierra, su cariño a sus paisanos y su autenticidad castellana lo que hoy es la historia de este bendito pueblo mesetario. Su mula, su borrico, su caminar pausado, sus manos encallecidas, su bonhomía… desprendían ese aroma del trabajo abnegado que impregna el aire de estos parajes. Hace años, con el declinar de las tardes en San Antón, solía bajar por el bar que entonces regentaba “Moncho” (actual Mariano) a tomar unas cervezas. Entonces trabajaba allí de camarero mi hermano chico, Jose. Y era de ver la alegría con la que ambos se trataban. “¡¡¡Español, ayer empatasteis!!!”, voceaba ufano el chaval. “Ya ganaremos alguna vez, ya”, respondía bajito el hombre, como no queriendo molestar a nadie con su humilde voz. Para entonces, sin darse cuenta, ya tenía su caña puesta sobre el mostrador. Y ese acto, en apariencia nimio, encerraba la admiración, la reverencia, del niño hacia el hombre. Pedrín no llora por ser débil ni por ser fuerte. No, qué va. Pedrín llora por cadalseño. Porque los lugareños tenemos tan hondamente incrustada esta arrogante melancolía, que el otoño nos provoca estas nostalgias, estas tristezas, estos desamparos de cuando siempre…

Anónimo dijo...


Un gran hombre Pedrín, se va un buen trabajador y una admirable persona.

Mariano

Anónimo dijo...

Pedrin,una gran pérdida en mi familia,primo hermano de mi madre,y mío también,pues siempre estaba pendiente de que me fuera bien en la vida,le vamos a echar mucho de menos

Francisco Hernandez Navarro

Anónimo dijo...


Muy buena persona..yo siempre le llamaba el patillas ya que cuando le cortaba el pelo nunca me dejaba que le cortará las patillas..todo mi apoyo a la familia.

Dolores Santillan Gomez

Anónimo dijo...

Hermoso relato de despedida. Todo un homenaje brillante en lo literario y en lo emocional.

José Luis Conde López

Anónimo dijo...

San Antón está muy triste, hoy mas que nunca, se nos han ido dos personas en pocos días, una gran tristeza el barrio poco a poco se va quedando vacío de todas estas buenas personas que lo hacían uno de los lugares mas alegres y llenos de vida. Cada día me da más nostalgía ir a mi querido barrio y ver que cada día faltan mas personas. D.E.P.

Marta Ragel Saez

Anónimo dijo...

Pedrin el español un buen cadalseño.mi más sincero pésame.te recordare siempre

Jose Maria Moreno Gonzalez

olga rodríguez dijo...

Eras un hombre especial. Nobleza era tu nombre,vive y deja vivir tu lema. Tu mira añiñada demostraba tu pureza. No habrá un corazón como el tuyo. Mis hijos y yo te echaremos de menos. Siempre estarás en nuestros corazones. No te digo Adiós,te digo hasta luego. ��

Anónimo dijo...

Que bonitas palabras pedro se nota que te brotan del alma, D.E.P. PEDRIN.

Maria Teresa Caballero Lopez

Anónimo dijo...

Dori Acosta Sanchez Mucos besos para los hermanos y un recuerdo muy especial para PEDRIN!!!!DESCANSE EN PAZ

Anónimo dijo...

Descansa en paz Pedrito....D.E.P

Anónimo dijo...

Ana belen clemente ha dejado un nuevo comentario en su entrada "A Pedrín, que siempre estará en San Antón y en el ...":

A mi tío una persona maravillosa y buena donde las hubiera.seguro q ahora está feliz con mis abuelos.no te olvidaremos y te llevarémos siempre en nuestros corazones

Angel Calvo Villarin dijo...

Primo descansa en paz y que Dios te tenga en la gloria porque además lo mereces siempre en mi corazón

Anónimo dijo...

Pedrin muy buena persona nos criamos en san Cantón D.EP.

Carmen Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Precioso ese recuerdo. Desde donde esté, seguro que lo habrá podido leer y se le habrán humedecido los ojos.

Gemma Hs