El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

viernes, 24 de abril de 2015

Cadalso y sus estrellas



  Las estrellas de Cadalso


Había alzado el rostro y el guiño de mis ojos me descubrieron las estrellas, no necesitaba mirar arriba, estaban ahí delante de mí y allí se quedaron mientras yo me alejaba.....

Zorro Corredero



Voy a la procesión, atravieso la calle Pedro Álvarez, esa que parte en dos las Casas Nuevas, bajo a la iglesia, veo que hay gente que se dirige al mismo lugar que yo, y de repente cuando menos lo espero oigo una voz que se dirige a mí, me paro, escucho, contesto y pregunto,  son solo unos segundos, los justos para llegar bien a la salida de la procesión, pero son también los únicos que necesito para sentirme con los pies en la tierra, con mis pensamientos cadalseños y con mi corazón abierto a este pueblo.




En los días claros de verano el cielo de Cadalso se llena de estrellas, son lucecitas que brillan allá en lo más alto, que nos inducen a pensar, a sentir y en muchas ocasiones a recordar. Las estrellas son nuestro seres queridos que quedan atrapados ahí para siempre, cada una de ellas es una persona que estuvo y vivió junto a nosotros, esto lo escuché una vez en una película y desde entonces siempre que miro al cielo estrellado de Cadalso me vienen recuerdos y personas  queridas.

No, no sólo en el firmamento están nuestras personas queridas, también aquí en la tierra las tenemos a nuestro lado, a veces sin darnos cuenta y sin apenas notar su presencia. La presencia de muchas de ellas sólo supone un adiós, sin más, no tenemos tiempo y vamos demasiado deprisa para parar, hablar y preguntar. Uno anda por ahí aburrido y al llegar la noche nuestra presencia parece desaparecer en las sombras, pero no nos engañemos, ellas y nosotros estamos ahí, en al mismo pueblo, en la misma calle, y si me apuras en la misma situación. Entonces a que esperamos para saludar y dejar que la voz se mezcle con la de ellas y así notar que estamos vivos, que podemos todavía sentir su presencia y la nuestra aquí en la tierra, ya habrá tiempo para sentirlo en las estrellas.


Había alzado el rostro y el guiño de mis ojos me descubrieron las estrellas, no necesitaba mirar arriba, estaban ahí delante de mí y allí se quedaron mientras yo me alejaba, pero para entonces yo ya las había sentido y bajaba con la alegría de saber que las mejores estrellas todavía están en las calles de Cadalso.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

12 comentarios:

Anónimo dijo...



Muy interesante lo que dices y tienes razón, lo importante es lo que tenemos al lado.

Inés

Anónimo dijo...

Esas estrellas no se apagan nunca 💓 💓 💓 💓

Conchi Lopez

Anónimo dijo...

Siempre están con nosotros Pedro. Hay la Francis cuanto hemos hablado cuando nos veíamos, a pararnos un buen rato. Estrellas k no se apagan cómo dice Conchi

Chelo Villarin Recio

Anónimo dijo...

Y las primeras mis vecinas k tengo maravillosas, Alicia, Maruja y su sobrina. K guapas están

Chelo Villarin Recio

Anónimo dijo...

Un relato muy entrañable Pedro

Chelo Villarin Recio

Anónimo dijo...

Que buena era la Francis

Ramiro Canoira Saez

Emilio José Tabernero dijo...

Que buena foto Pedro,la Alicia,mi tía Maruja y mi tía María Carmen.

Pedro Alfonso dijo...

Tienes toda la razón.

Anónimo dijo...

Tres paisanas

Carmen Frontelo Morales

Pedro Alfonso dijo...

Cuatro con la Francis

Anónimo dijo...

Ya me refería a las que están todavía entre nosotros Francia la pobre no lo esta

Carmen Frontelo Morales

Pedro Alfonso dijo...

Nadie deja de estar si la seguimos recordando.

Un saludo Carmen.