Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

miércoles, 31 de diciembre de 2014

A los componentes de la Coral Polifónica de Cadalso, que además de voces tienen almas aladas




Hace unos días hablando con Miguel por el correo electrónico, maldito invento que nos quita tantos momentos de encuentro y palabras de verdad, me comentaba que había oído por las calles de Cadalso, se oye tanto por nuestras calles, que la Coral iba a desaparecer, pero que él desconocía el motivo y que estaba tan preocupado que le gustaría que hiciéramos algo para que esto no sucediera. Pues bien, dentro de lo poco que nosotros podemos hacer para evitar este catastrófico y penoso final, para todos los cadalseños-as y para el mismo nombre de Cadalso, pensamos que sería bueno dedicar unas pocas palabras, de nuevo por este medio que tanto nos entretiene y a la vez nos da, para concienciar a quién corresponda para que la Coral siga adelante.
Ayuntamiento, cadalseños-as, amantes de la música y gentes en general debemos colaborar para que esto no suceda, tenemos la obligación de formar un sola fuente de la que mane ese agua que ahora parece ser se está secando. Qué podemos hacer, qué se necesita, quién puede mantener viva la voz cadalseña de la Coral?  Si alguien sabe cómo se puede solucionar, nos gustaría que nos lo dijera, para entre todos conseguir que la Coral no desaparezca ni un solo día, porque ya sabemos los cadalseños-as que lo que deja de existir jamás vuelve, y de esto tenemos algunas experiencias.

Zorro Corredero



VOCES ALADAS

    
La iglesia aparecía hermosa y resplandeciente, callada, como esperando expectante un acontecimiento irrepetible. En uno de los altares laterales brotaba un enternecedor nacimiento sembrado con un huerto recuerdo de épocas inolvidables y bellas, de antes del agnosticismo y la desilusión, de cuando el consuelo de un amor ingenuo y eterno le ayudaba a uno a comprender lo que ahora, con el paso del tiempo, ya no tiene ni fuerzas ni fe para alcanzar a entender, aunque la emoción –eso sí- te siga desgarrando y dejándote para el arrastre ante el amoroso trance del anochecer.


     Que la Coral siga su camino dirigida por Guillermo....

     Cerca de las 20h.10’ del 4 de Enero se presentaron, impecablemente vestidos de alegría por fuera y por dentro de ilusión, sobre el altar forrado de piedra de la parroquia de la Asunción, los componentes de la Coral Polifónica Cristo del Humilladero para deleitarnos con el II Concierto de Navidad. Los aplausos de bienvenida resonaban rebotando contra la bóveda de este templo diáfano y centenario que culminaron con mayor fuerza aún, si cabe, cuando su director, Guillermo Cisneros, apareció sobre el pétreo y monumental escenario. El programa estuvo dividido en tres partes. La primera clásica, con obras de J.S.Bach y T.L.Victoria. La segunda profana, con C.Halffter como protagonista único y la tercera con villancicos de J.Reading, J.Brahms, F.Grüber y dos composiciones anónimas. El concierto se cerró con una propina, Ya Viene la Vieja, que puso el broche idóneo a este entrañable acto. 


    Que las voces no se apaguen.....

     Diecisiete ninfas y siete querubines desgranaron ternura a raudales. Veinticuatro ángeles con las alas en sus voces. Todos cadalseños, todos artistas y todos alados. Sus entonaciones fueron mostrando acompasadamente toda esa sensibilidad que atesoran sus corazones. Cadenciosamente intentaron explicarnos aquello que nos sale del alma y que no todos somos capaces de expresar y comprender. Se trata de ese aliento bello que necesita se le dé rienda suelta para goce y disfrute de los demás a la vez que nos cautiva con sus notas musicales y enamoradas. Como el agua desborda el pantano incapaz de sujetar tanta fuerza cristalina, así sus voces desbordaban de su interior esa fuerza íntima, vital y entusiasta capaz de procurar plenitud y paz a nuestro espíritu.

     ¡Qué sentimiento derrochó José A. Álvarez en el villancico Riu, Riu, Chiu! ¡Qué estremecimiento recorrió nuestro pecho cuando los más alevines, con voz penetrante y aterciopelada, interpretaron, como se debió entonar aquella ya lejana Nochebuena de 1.818 en un pueblo alemán, la eterna y desgarradora Noche de Paz! ¡Qué embeleso nos invadió cuando el Director nos contó como la planta, inspiradora de la pieza de su mismo nombre Don Diego sin Don” (en Cadalso se la llama pericones”), se abre de noche y se cierra de día! Me pregunto si una planta que sueña de día: ¿lo hará para que los humanos sueñen con ella por la noche? El epílogo conmovedor, ya con los asistentes entregados sin reservas al entusiasmo, llegó con Ya viene la Vieja que nos dejó el mejor regalo para encarar este otro Año Nuevo que, iniciándose de tal guisa, seguro nos deparará mucha felicidad interior.


    Que los aplausos no paren....


     Ha sido la primera vez que me he emocionado en estas Navidades con aquella emoción vieja, inolvidable y hermosa de las Navidades de mi infancia. Aquéllas en las que sentía cómo se introducía por mi sorprendida mirada mucho cariño y un poco de tristeza; aquéllas en las que las comidas eran frugales pero hospitalarias; aquéllas en las que los “gallitos” eran pequeños pero llenos de sonrisas; aquéllas en las que se andaba despacio abriéndonos paso suavemente entre las gentes y sus corazones; aquéllas en las que se compraba lo melancólicamente necesario -a veces menos- y aquéllas, en fin, en las que los Reyes Magos, además de con juguetes, venían por El Arenal también cargados con maravillosas esperanzas para abrigarnos los fríos días de la vida futura. Todo esto me lo devolvió mágicamente la Coral de mi pueblo una noche de enero perfumada con fragancias musicales. Todavía, a pesar de los años viejos, siguen cantando los ruiseñores dentro de nosotros...

                                
Miguel MORENO GONZÁLEZ


5 comentarios:

Anónimo dijo...


Pero porque no continua la coral, alguien sabe si esto es verdad?


Mariano

Anónimo dijo...

No desaparece es un descanso


Carmen Hernandez

Anónimo dijo...

El comentario es precioso muchas gracias por acordaros y ya veo que nos echáis de menos. Un saludo

Carmen Hernandez

Anónimo dijo...

Me gusta el comentario y ojalá volvamos a cantar.

Adela Alcazar Fuertes

Anónimo dijo...

Yo me abdiero lo dicho por Carmen Hernandez y Adela Alcazar Fuertes.

Mercedes Piñeira