San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

viernes, 22 de agosto de 2014

La procesión de la Virgen del Roble ( Cenicientos )




LA PROCESIÓN DE LA VIRGEN  


Con calor y sudor la puerta abierta,

la iglesia  abarrotada no se cabe,
la Virgen flor de nardo aguarda y sabe
que a Cenicientos llama y lo concierta.

Sale la procesión, gente a la puerta
sin una sola voz que no la alabe
ni una mano que la albahaca acabe,
quedando el huerto y la mata desierta.

Por calles previamente engalanadas
la Virgen se abre paso y se encamina
con el niño en las manos enlazadas,

y el pueblo que en redor se arremolina

vitorea jalea y da palmadas

a su Virgen del Roble luz divina.



Saturnino Caraballo

2 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ORACIÓN

En una guardo el troquel
que tu medalla contiene,
y una columna sostiene
tu santidad en joyel.
¡Y de tus pies escabel!
Virgen del Roble bendita
del roble que hay en la ermita,
cubierto iré con sus hojas
y así me vistas y acojas,
como una madre solícita.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ORACIÓN PÓSTUMA A LA VIRGEN DEL ROBLE

Señora del Roble, espero
morir a la luz del día,
y en el momento postrero
descorras la celosía.

E ir asido de tu mano
a desvelar el misterio,
y la sombra del arcano
no sea el del cementerio.

Ni ser premiado me mueve
ni a ningún castigo temo,
pero siempre me conmueve
ver a tu Hijo en tal extremo.

Y que mi espíritu flote
por el éter infinito,
y ser siempre el camarote
de cuantos me aman gratuito.

Que dulce mi voz les llegue
y les llegue mi sonido,
y un aura de paz anegue
del corazón el latido.

Y ser yo como mi padre
que su sombra por mi vela,
y ser llama en el encuadre
que a mis hijos les consuela.

Y aunque mi nombre se borre
de este mundo de los vivos,
ser un alma que recorre
las copas de los olivos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho