San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

martes, 15 de octubre de 2013

Cadalso, vendimia de románticos.


La vendimia en Cadalso

El romanticismo es un movimiento ideológico de la primera mitad del siglo XIX, en el cual prevalece la imaginación y la sensibilidad sobre la razón y el examen crítico



    El transporte romántico.


Alguien se preguntara que tiene que ver el romanticismo con la vendimia en Cadalso, pues está muy claro, porque hoy en día vendimiar en Cadalso es de románticos, así como suena, y para haceros una idea solo tenéis que observar las imágenes.



   La uva muy en el fondo.


 Los que habéis vivido aquellas vendimias de antaño que duraban más de dos meses y muchas lluvias lo tenéis claro, pero para los de ahora, los que se imaginan que esto es una  vendimia, para ellos está dedicado este post, con la nostalgia de aquellas otras vendimias, con la ilusión de volver a resurgir, con la esperanza de que Cadalso vuelva  a ser un pueblo de pinos y vino.

    Nuestra romántica cooperativa.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Como todo el mundo llevara las uvas como el que esta en el peso lo que se sacara no serviría ni para vinagre.

Anónimo dijo...

Ya pero aquí siempre es asi, yo veo que todo el mundo además de la garnacha también echa la blanca, sea de lo que sea.

Anónimo dijo...

la bodega va a pique por la falta de dedicación de la gente

Anónimo dijo...

Va a pique porque en la Comunidad de Madrid nunca hay subvenciones y porque los sueldos son tan altos que no merece la pena arreglar las viñas. Si el kilo de uva se paga a 30 cm y una persona cobra 50 euros, echa cuentas.

Anónimo dijo...

Yo creo que el problema no es de las subvenciones ni de los sueldos altos sino que muchas de las viñas se han dejado perder porque la gente o a emigrado o no quiere dedicarles el tiempo que necesitan para que la producción sea abundante.

Por otro lado muchos de los socios de la cooperativa o han creado sus propias bodegas o venden su producción a los bodegueros locales o de los alrededores del municipio por lo que la producción y rentabilidad de la cooperativa baja al ser los gastos similares.


La unión de los socios de la bodega, hace muchos años, salvo a los cadalseños su vida ya que fue la única via laboral que podían tener y ese mérito hay reconocerlo y, si se puede, conservarlo.

No hay que buscar el beneficio económico en esta tradición. No creo que por mucho que el kilo de uva se pusiera a 1 ó 2 euros la gente volviera a plantar viñas y a recolectar este manjar que ha hecho famoso a nuestro municipio.

Raquel dijo...

El que está en el peso, te aseguro que ha hecho muchas vendimias y ha cortado mucha uva, lleva mas de 60 años vendimiando, sin faltar uno. Es mi padre
Como bien dice Pedro el campo ahora en Cadalso es cosa de románticos, porque no es rentable, pero también de hombres duros y trabajadores para los que no existen ni horarios ni dias festivos.
Trabajar el campo es muy duro y muy esclavo, quien ha podido ha optado por otro medio de vida con mejores condiciones laborales, que la de "un jornal" de sol a sol y si llueve o nieva y no se puede ir ... pues no hay jornal.
Aprovecho para dar las gracias a Pedro por acercarnos nuestro pueblo a los que estamos lejos, un saludo

Pedro Alfonso dijo...


Gracias a ti Raquel por exponer tan bien la problemática de las viñas en Cadalso.

Un saludo.
Pedro

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

HEREDEROS DEL LEGADO CORUCHO

Herederos del legado
viñador en tradición,
tenemos la obligación
de cuidar de lo heredado.
Se nos dejo encomendado
por nuestros antecesores,
y de ellos somos deudores
del cuidado de las viñas,
que otrora fueron campiñas
y el de nuestros mayores.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

HEREDEROS DEL LEGADO CORUCHO

Herederos del legado
viñador en tradición,
tenemos la obligación
de cuidar de lo heredado.
Se nos dejó encomendado
por nuestros antecesores,
y de ellos somos deudores
del cuidado de las viñas,
que otrora fueron campiñas
y el lar de nuestros mayores.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho