Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 5 de abril de 2013

Procesión del Silencio. Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias. Zamora

            Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias. Procesión del Silencio ( Zamora )



El Cristo de las Injurias es el protagonista de la Procesión del Silencio en Zamora. En la Catedral espera casa Semana Santa para salir y recorrer las calles de Zamora en la oscuridad de la noche del Miércoles Santo.
Este año a pesar de la amenaza de un tiempo bastante inestable, al final pudo celebrarse la procesión y sólo unas gotas nos acompañaron.




La procesión sale a las 20,30 h de la Catedral, es allí a la salida en el atrio donde los zamoranos te recomiendan verla, pero es tan difícil por la gente que llena el lugar, que a nosotros no nos quedó más remedio que verla en la Plaza Mayor, con la consiguiente espera de más de dos horas.




La Cofradía Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias, se encarga de organizar la procesión, fundada en 1925, tiene aproximadamente unos 3000 cofrades.
El atuendo de los cofrades está compuesto por un hábito de estameña blanca, tejido de lana sencillo y ordinario, utilizado desde siempre para confeccionar sobre todo vestiduras talares eclesiástica, y un capirote o caperuz como aquí lo llaman, de terciopelo rojo, cíngulo y decenario. Los hermanos también portan un hachón con una vela, que apoyan en la cintura, algunas van descalzos.




 
La procesión se caracteriza por el silencio, de ahí su nombre, silencio que juran los cofrades a la salida de la catedral en el denominado Juramento de Silencio. La campana acompaña el momento tacando a muerto en la Plaza de la Catedral y unos clarines recuerdan durante todo el recorrido el juramento de silencio a los hermanos.





Juramento de Silencio
Hermanos de la Cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias, ¿Juráis guardar silencio durante el recorrido de esta procesión?
Si, juramos
Si así lo hacéis, que el señor os lo premie, si no que os lo perdone.
Y por lo que pude ver y oír, el señor les debió de premiar, porque en todo el tiempo el silencio fue sepulcral, no así los asistentes, aunque me imagino que a nosotros también el señor habrá sabido perdonarnos
 




Tras el recorrido, la procesión finaliza en la Plaza Santa María la Nueva, recogiéndose en el Museo de Semana Santa, por cierto, un lugar que de ninguna manera hay que perderse en la visita a Zamora.




El único paso de la procesión es el Cristo de las Injurias, una de las mejores imágenes de la Semana Santa zamorana y del Renacimiento, data de mediados del siglo XVI y su autor es desconocido. Dicen que su forma tan natural trasmite serenidad.





Nosotros la vimos en la Plaza Mayor, había gente pero sin agobios. Junto al Merlú y con la iglesia de San Juan Bautista iluminada en esta húmeda y lluviosa noche castellana cargada de de fe, pude disfrutar junto a unos grandes amigos de esta procesión y de la ciudad de Zamora, única y singular durante esta época de Semana Santa.

Plaza Mayor.

Iglesia de San Juan Bautista.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

7 comentarios:

Antonio Zambrana dijo...

Hola Pedro: Eres un crak, siempre con buenas fotos y buenos comentarios sobre los sitios visitados. Sigue así que te seguiremos aplaudiendo. Un abrazo.

Miguel Moreno González dijo...

Pedro: Me alegró y satisfizo mucho el rato que pasamos la noche de Jueves Santo cuando yo subía hacia mi casa. Nos paramos en la esquina del Hogar del Jubilado, llovía, y las luces amarillas de los faroles se reflejaban hasta hacer brillar el suelo y la carrocería de tu coche. Venías de las procesiones de Zamora, a las que dedicas, como todo lo tuyo, unas entradas preciosas en tu blog. Hablamos un poco de todo, fundamentalmente de Cadalso. Y lo hicimos como siempre se hacía y se hace en nuestro pueblo: sin motivo aparente, sin prisas, sin resquemores, al raso, es decir: en la calle. Nos unían mutuos recuerdos que con el paso del tiempo son como pasiones, entusiasmos recobrados. Cuando bajo solo a tomar unas cervezas al pueblo, me gusta subir andando por San Antón rememorando viejas y queridas experiencias... Tú, es una de las tantas y bellas cualidades humanas y cadalseñas que tienes, sabes reflejarlo conmovedoramente en tus fotos y textos. Lo sintetizas maravillosamente en tus escritos de los pies de fotos, los cuales nos resaltan, nos explican y nos enseñan a mirar. Y es entonces cuando tus instantáneas, alimentadas con tus textos, parecen cobrar vida y nos hacen mejores cadalseños.

Anónimo dijo...

Pedro ya que te empeñas te pondremos por escrito todo lo que te decimos cuando estamos contigo.

Tú ya sabes de sobra que valoramos un montón tus fotos, los comentarios que haces de las mismas, muy trabajados y bien documentados, incluso también nos hemos acostumbrado a las “criticas” que casi siempre haces de las nuestras, digo yo que alguna foto buena también haremos aunque sea por casualidad.

En fin que eres estupendo, que sin ti los viajes no serían lo mismo (no dirás que no te hacemos la pelota), y creo que mereció la pena ir a Zamora esta Semana Santa, ni la lluvia consiguió que decayéramos y si nos suspendieron alguna procesión siempre estaba el recurso de un buen tapeo e incluso un chocolate con churros.

Por cierto, lo de la comida no fue casual, Manolo quería dejar en su tierra el pabellón muy alto, así que lo de castigarnos con tanto menú peleón era precisamente para que apreciáramos la diferencia

Bueno Pedro sigue así, no cambies. Chari/Manolo.

Anónimo dijo...

MIS SALUDOS A TODA LA PANDA DEL CAMINO ... LOREN

Pedro Alfonso dijo...



Chari, Manolo, con lo de de Zamora ya os habíais ganado lo mejor, pero con esto os lleváis el crucero.

Enhorabuena a toda la familia.

Mañana nos vemos en la Estrecha

Anónimo dijo...

Menos mal que te tenemos a ti que nos haces estos magníficos reportajes y así no olvidar jamás nuestros maravillosos viajes. Por cierto, tomo nota de que lo que dices que “de ninguna manera hay que perderse el Museo de Semana Santa” y así tenemos un motivo muy poderoso para volver a esa ciudad tan bonita y que cuenta con muy buenos amigos que nos muestran todos los rincones.



Besos. Los Teje

Angela CM dijo...

Un magnifico reportaje de esta procesión, como que estuviera allí, se nota el "silencio".
Saludos