Monton de trigo

Hayedo de Montejo

lunes, 7 de enero de 2013

Lancharrasa, sierra de Cadalso en primavera

 

Ascender a la cumbre más alta de Cadalso, es siempre satisfactorio para todos nuestros sentidos, pero es en primavera y otoño cuando los colores y la naturaleza salvaje de este pequeño espacio de nuestro pueblo, se muestra más espectacular ante nuestros ojos.

 
 

La cumbre se eleva hasta los 1206 metros de altitud, rodeada de espesa vegetación, principalmente castaños, robles, encinas, cerezo, enebros y pinos, este espacio cadalseño está incluido junto con la vecina Peña de Cenicientos, dentro de la ZEPA56, es decir Zona de Especial Protección para Aves de los Encinares de los ríos Alberche y Cofio.

 
 
 

Las viñas que todavía sobreviven en las laderas bajas, dan paso a un denso bosque en el que las distintas especias de árboles se entremezclan, formando a veces una densidad tal que es difícil pasar o encontrar alguno de los pequeños caminos que se dirigen a la cumbre.

 
Malva silvestre
 
   Castañar 
 

También es un lugar donde abunda la fauna con especie protegidas y que a pesar de vivir en el entorno, es muy difícil de observar dada la inmensa espesura y las costumbres casi nocturnas de muchas de ellas para protegerse.

 
 
 

Cerca de la cumbre y en pleno castañar se encuentra el Covacho del tío Lolilla, un lugar frondoso donde apenas penetra el sol, formado por unas enormes piedras y una pared, lugar este que sirve para protegerse de las inclemencias meteorológicas, no sólo a las personas, sino también a los animales, como se deduce por los restos de piñones, almendrucos y pequeños huesos de roedores que siempre hay en su interior.

 
 
 
 
Enlace: Fauna de Lancharrasa de Enrique González 
Zorros, garduñas, ginetas, jabalíes, corzos, perdices....grabados en nuestra Sierra de Lancharrasa
 
                                    Gordolobo.
 
 
En las partes más elevadas el paisaje es de berrocal, con enormes piedras de granito que configuran un espacio de alto valor geológico, destacando entre el roquedo la gran piedra llamada  Lancharrasa que da nombre a el paraje.

 


 

El descenso tiene más dificultad que la subida ya que hacia el sur apenas existen caminos y sólo algún escueto sendero nos conduce hacia las partes bajas donde las viñas, las higueras y los almendros crecen desde hace siglos ayudados por la mano del hombre, y en los últimos años casi de forma salvaje.

 
 

Cadalso aparece y desaparece de nuestra vista a medida que nos introducimos en el bosque, sólo desde las partes más elevadas es fácil observar el pueblo con su iglesia y la Peña Muñana como fondo.



Zorro Corredero
Fotos: Archivo fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonito reportaje.

Mariano

Anónimo dijo...

Dios mío, tanta belleza y creo recordar que nunca he subido a la Sierra. Tal vez este verano.....

Inés

Pedro Alfonso dijo...

Gracias por vuestras visitas y por esos mensajes que tanto me ayudan a seguir.

Un abrazo.
Pedro

Anónimo dijo...

Pedro , que buen día pasamos ,un poco de calor .Estaría bien hablar con Huete para subir ahora en invierno . Ah! por cierto ya corre la fuente los piejos . luisi

Pedro Alfonso dijo...

Calor? No me acuerdo de eso, si de la empanada. Pues habrá que hacer una visita a la fuente de los Piejos, no?

Un abrazo
Pedro