Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cadalso y la calbotá, una tradición de siglos.


Hace unos días la mañana comenzó fría y con niebla, y es en estos días cuando más apetece poner lumbre y dedicar un rato a hacer una “calbotá”. Y esto es lo que hice para deleite de mi familia y vecinos, que una vez que las castañas pasaron a ser calbotes se las comieron con gana y gran gusto.


Calbote es el localismo por el que se conoce en Cadalso a la castaña asada. En todos los pueblos limítrofes de Ávila y Toledo también utilizan esta definición, incluso en muchos pueblos de Salamanca, Cáceres y Zamora.
Es una tradición de muy antiguo en Cadalso la realización de los calbotes, ésta se viene trasmitiendo de padres a hijos desde siempre, aunque si bien es cierto que en la actualidad y dado que muchas casas ya no utilizan la lumbre, en los últimos tiempos esta antigua tradición culinaria ha decaído un poco.


Se denomina calbotada o “calbotá” al acto de hacer los calbotes, antaño era costumbre reunirse alrededor de la lumbre con la familia o los amigos para charlar y pasar un buen rato mientras se asaban, luego una vez hechos se comían acompañados de un buen trago de vino de la tierra entre bromas y risas.


De la "parra" ( En Cadalso vasija de barro alta con o sin asas) pasan al cuchillo par realizarlas un pequeño corte y que no estallen en la sartén, la cual como es tradición debe estar agujereada para que las castañas reciban el calor lo más cerca posible.


Pero hacer calbotes no es sólo un placer culinario, es también una forma de encontrarte con tus raíces y con el pasado, haciendo del momento un acto de satisfacción personal y de regocijo ante el hogar, disfrutando de la lumbre y de la evolución del asado de las castañas hasta su final.


No se tarda mucho en asarlas pero si hay que estar pendientes porque a la mínima se te queman. Una vez terminadas de asar se vuelvan a echar al plato y se tapan con un paño para que se puedan pelar mejor y no pierdan el calor y el sabor.



Pelar y comer es algo que se agradece junto al fuego, y no digamos echarte unos pocos calbotes en los bolsillos esos días de invierno con los que se te calientan las piernas y hasta el alma.




Espero que un día de estos hagáis unos calbotes en la lumbre o en el microondas, que también vale, aunque evidentemente no tienen el mismo sabor, y desde luego nada tiene que ver con esos momentos tan íntimos y agradables que se pueden pasar junto al fuego, pero si no hay otro remedio también es otra forma de conseguir unos calbotes para deleite de paladares.



Al terminar la "calbotá" la noche se ha echado sobre Cadalso y la Corredera aparece fría y solitaria, es lo que tiene estos días de noviembre otoñal, pero esto también tiene su encanto y disfrutar de estos momentos solo es cuestión de proponerselo.


 Que lo disfrutéis.    

       


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


14 comentarios:

Anónimo dijo...

No echo de menos el frio, pero si ese ambiente de niebla,lluvia y el calor de la lumbre.Que bonito todo. besos pili de canarias.

Anónimo dijo...

La ""calbotá......""era la primer calbotá, el dia de los santos,(bueno eso se decia);pero se hacia cuando empiezan las castañas,están buenísimas,y la verdad,ese plato que nos has puesto,dán ganas de empezar a comerlas ..¡¡¡desde luego PEDRITO nos hace pasar unos ratos,)yo aquí,no veo esas castañas,estas son chiquitillas,negruzcas,y muy duras,en resumidas cuentas,son malísimas....bueno ya no sigo,¡¡que os sienten bién,y cuando las esteis comiendo,acrdaros un poquito de mi....felices fiestas y feliz 2012...JUANY

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a las dos por vuestros mensajes y Feliz Navidad.

Uu beso.
Pedro

Anónimo dijo...

DESDE QUE TENGO RECURDOS EN NUESTRA CASA SIEMPRE HEMOS HECHO CALBOTES .LOREN

Anónimo dijo...

No me he comido yo calbotes com mi abuelo y mi padre sentado junto a la lumbre. Que buenos recuerdos me tres con tus reportajes Zorro.

Mariano

Anónimo dijo...

Feliz Navidad, desde Bilbao, para tod@s los cadalseñ@s.Con mis mejores deseos de Felicidad y Properidad.
Gracias, Zorro Corredero, por mantener vivo el recuerdo de mi infancia y juventud en Cadalso; sus paisajes, sus costumbres, sus gentes que son las mías. Un abrazo.
Bilba.

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a ti Bilba por seguir sintiéndote cadalseño y no haber perdido tus raíces.

Un abrazo.
Zorro Corredero

Anónimo dijo...

Que ricos

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Que ricos calbotes..

Carmen Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Castañitas de Casillas...


JGabriel Storch de Gracia

Pedro Alfonso dijo...

Nooo, son castañas cadalseñas.

Anónimo dijo...

Que ricos calvotes

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Que buena pinta

Pilar Diaz Recamal

Anónimo dijo...

Ricos ricos

Ana Diaz