Monton de trigo

Hayedo de Montejo

martes, 8 de noviembre de 2011

Una cesta de castañas.


Cada año por noviembre las castañas caen ayudadas por las primeras lluvias y el aire, los erizos que las han mantenido unidas y alimentadas hasta su engorde, se abren dejando en libertad este fruto rico en hidratos de carbono.

Y esta es una de mis cestas de castañas recogidas este sábado y que ya descansan en una "parra" donde se conservarán muchos meses debido a la humedad. Probad y os sorprenderéis de lo bien que se conservan es estos recipientes, tanto que puedes hacer "calbotes" en mayo-junio.

Parra. En Cadalso se denomina así a un recipiente de barro en forma de vasija provisto de dos asas y tapadera de madera, aunque también las hay sin asas. En tiempos pasados se utilizaba para conservar los chorizos de la matanza y el arrope.

Calbote. castaña asada

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

lomejor,las explicaciones de las cosas,si señor.Por cierto,el que quiera castañas que se de prisa porque este año no hay muchas.Paquitopirata

Anónimo dijo...

Buenas castañas seguro que las has cogido de tu castaño en la vega de Tortolas

Anónimo dijo...

Todo es bonito, la cesta las castañas, pero lo mejor la parra palabra muy cadalseña.

MARIANO