Monton de trigo

Hayedo de Montejo

sábado, 9 de octubre de 2010

La antigua peluquería de Vitor.



La peluquería de Vitor "El Trucha" 

 

La peluquería de Vitor el “Trucha” es uno de esos lugares sin el cual la vida y la historia de Cadalso en los últimos 60 años, o más bien en todo el siglo XX, no se entendería.

Todos, pero todos lo que hemos nacido en Cadalso desde mediados del siglo XX hemos pasado por esta entrañable peluquería donde Vitor y algunas veces Celito, se esmeraban y bien en cortar el pelo y afeitar a los más mayores. Pero la cosa no terminaba ahí, ya que los “Truchas” son y han sido buenos charladores y cultos en la vida y costumbres de Cadalso, haciendo que aquellas esperas hasta tu turno fueran un campo de cultura y aprendizaje cadalseño para los más jóvenes. Siempre los “Truchas” han sabido compartir con todos el día a día de nuestro pueblo,  impartido por ellos mismos y por los mayores del pueblo con los que a veces se coincidía. Las charlas sobre campo, política o cualquier otro tema que allí surgían fueron clases impartidas por nuestros mayores y campo de cultivo de nuestra entonces futura formación como personas y como cadalseños.
No ha existido otro lugar en Cadalso donde tanto niños, jóvenes y mayores hayan estado tan en perfecta armonía como en la peluquería de los "Truchas".
Un abrazo para Vitor y Celito de todos los cadalseños que hemos pasado por vuestra peluquería, con la seguridad que hemos sido todos.


Zorro Corredero.
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente, un sitio "de culto" para muchas generaciones de cadalseños que, ahora, desde su clausura, nos encontramos como un poco huérfanos de tradición, de sabor de lo añejo, "sordos" de silencio, añorantes de la sonrisa y las palabras de Vitor y Celes, buenas personas por definición, que hacían que "cortarse el pelo", en su casa, fuese algo entrañable.
Aprovecho para, a la vez de agradecerles su trato amable, distinto y profesional, darles mis condolencias por la temprana e injusta muerte de su sobrino, acontecida, precisamente hoy. Descanse en Paz.

Un abrazo.

Balta

Anónimo dijo...

Inolvidable para mí la peluqueria de Vitor, primero acompañado de mi madre y más tarde solo, pero siempre acompañado de aquellos cadalseños que acudían a esta peluquería.

Gracias Pedro por revivir mis recuerdos.
Antonio.

Anónimo dijo...

La de veces que se corto el pelo mi padre alli..

Almudena Diaz Barcos

Anónimo dijo...

Vito, devuélveme el bastón........

José Luis Villatoro

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

CORTE DE PELO A TAZÓN O A CALVOTE

Corte de pelo a tazón
a coruchos nos hacían,
porque cabellos crecían
como en bosque sin podón.

Sentados en el sillón,
si la cabeza movías,
sabías que recibías
al momento un pescozón.

Cuando daban vacaciones,
el mes de junio llegado,
nos pegaban un rapado
terror de los cabezones.

Nos dejaban la cabeza
tan calva monda y lironda,
como de momia redonda
egipcia sin la corteza.

Sobre la frente un flequillo
convertido en un mechón,
parecía ser flemón
en cara del coruchillo.

Nos brillaba el cabezón
sin escuela en vacaciones,
como a indios motilones
descubiertos por Colón.

En las cabezas pelonas
lugar no había de piojos,
ni piojos verdes ni rojos,
ni liendres en las coronas.

Pelo a Tazón o a calvote
nos costaba una peseta,
e íbamos con la chaveta
despoblada hasta el cogote.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho