San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

martes, 1 de junio de 2010

Un nido de mierlas en la Antanilla.

En tan solo un mes he podido comprobar como un nido de mierlas (mirlos) que encontré por casualidad en la Antanilla ha pasado de estar con huevos a simplemente solo estar el nido.

El 23 de abril descubrí el nido en una cepa al huir uno de los progenitores por mi acercamiento involuntario, al asomarme pude ver que tenía tres huevos, realicé la foto de rigor y abandoné el lugar ante la atenta mirada de la hembra desde un almendruco.

El 9 de mayo visité de nuevo el nido y los huevos se habían convertido en tres polluelos, volví a disparar mi cámara y de nuevo me fui del lugar con el fin de que los padres no notaran mi presencia demasiado y abandonaran el nido.


El 23 del mismo mes regresé otra vez a comprobar el estado de los pollos y mi sorpresa fue que ya habían volado, en tan solo un mes desde mi primera visita las pequeñas crías ya volaban a mi alrededor con grandes cañones de plumas sin formar y casi sin cola pero con una soltura tal que me fue imposible dispara una sola foto que fuera aceptable.
Solo pude pillar a unos de los padres en esta foto que tampoco es gran cosa y que comía tranquilamente conservando las distancias con la satisfacción de las cosas bien hechas, al haber sacado adelante su puesta.

Nota: Utilizo el nombre de “mierla” para definir al mirlo, ya que en Cadalso desde siempre ha recibido este nombre y no quisiera que se perdiera este localismo.

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pedrito,yo no se si tú llegarias a conocer,una hortensia que tenian tus abuelos en ""antanilla""(creo que era alli)no habia en el pueblo otra igual,preciosa y enorme,llamaba la atención,quizá tu eras muy pequeño y no la viste nunca.Era para ponerla en un marco.Es uno de los muchos recuerdos que yo tengo de aquella época de vecinos,casi familiares...un abrazo Juany

Pedro Alfonso dijo...

Claro que la he conocido, lo último que quedaba de ella lo traspasé a la Corredera hace unos tres años. Cuando mi padre por su salud dejo de sembrar el huerto, la hortensia comenzó a secarse al no recibir agua y prácticamente murió con él, pero ya antes mi padre había transplantado varios trozos a la Corredera y el último lo hice yo un año antes de su muerte conservando así la hortensia y asegurando su continuidad.Hoy la hortensia forma parte de la casa y de la familia.
Juany, cuando vengas ya te enseñaré los hijos de esta planta, tienen varios años y están muy frondosas aunque yo creo que nunca estarán tan bonitas como en la Antanilla.

Un beso.
Pedro.