Marruecos

Marruecos
Un recuerdo de 2010. Viajando por Marruecos

Pozo

jueves, 18 de junio de 2009

El desván del Zorro Corredero de CADALSO DE LOS VIDRIOS


EL DESVÁN, LUGAR DE MAGIA Y SUEÑOS


Hace unos cuantos años, cuando era niño, pasaba largos y buenos ratos en el desván de mi casa de la calle Capitán Agudín, hoy de La Paz y siempre del Cuerno, también en el de mi abuela en la calle General Franco, hoy Real, y en el de mis tíos, antes Plaza del 18 de Julio y ahora Corredera., me gustaba buscar en aquellos viejos baúles y enseres los recuerdos del pasado y casi siempre los encontraba en forma de revistas, sobre todo Ruedos de mi abuelo Natalio, gran aficionado a los toros, herramientas del campo y de albañilería, mi abuelo Pedro fue albañil, que un día sirvieron y con el paso del tiempo quedaron en desuso, así como ropa y otros objetos de épocas pasadas.

El tiempo ha pasado, ya lo creo, pero mi querencia por los desvanes sigue siendo la misma que hace años, bueno yo diría que en todos estos años no ha decaído lo más mínimo y hoy en día sigo sintiendo una atracción total por esos viejos desvanes que albergan parte de nuestro pasado



Para casi todo el mundo, un desván es simplemente un lugar donde guardamos cosas viejas e inservibles, pero yo creo que un desván es mucho más, nuestros desvanes son MAGIA y SUEÑOS, en ellos encontramos nuestro pasado y presente y probablemente nuestro futuro, nos muestran un poco de lo que nos gusta, de lo que somos y de lo que podemos imaginar.

Desde aquí os invito a todos a que recuperéis vuestro desván, a que paséis algún tiempo en ellos para que vayáis descubriendo todo lo que un día no muy lejano formó parte de vuestra casa y familia, a recuperar todo aquello que sirvió para la vida cotidiana de vuestros padres y abuelos y que hoy aunque en desuso puede servir para mucho más que un adorno, todo es cuestión de soñar.
Yo lo vengo haciendo desde hace muchos años, recuperando todo lo que encuentro, además de disfrutar de ello os puedo asegurar que muchos de estos objetos ya forman parte de mí y están donde quizás nunca debieron de dejar de estarlo.

Zorro Corredero
Fotografias: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón ,yo también me pasaba muchos ratos buscando en el baúl de los recuerdos en el desván de mis padres ,me encantaba urgar

Lucia Lop

Pedro Alfonso dijo...

Así es Luci, los desvanes siempre eran lugares de diversión y misterio. Un pena que hoy hayan casi desparecido y todo se tire a la basura.

Anónimo dijo...

Me llamo Mari Carmen carrillo soy hija de Cadalso y nací en la calle San Anton, tus comentarios sobre el Desván de los sueños ha activado mi memoria ,algunos de mis mejores recuerdos de mi infancia transcurrían allí.
Que feliz era viendo todo lo que almacenaba mis padres y sobre todo cuando jugaba a las casa tas.
Estoy realmente emocionada! !!!!!!!
Un saludo desde Málaga .
Mi corazón siempre con vosotros en mi CADALSO DE LOS VIDRIOS.

Diego Alarcon Rodriguez

Pedro Alfonso dijo...

Nada mejor que sentir las emociones a través de nuestro pasado y nuestras desvanes. La casa, el desván, los padres, la familia, el barrio, Cadalso. Todo fluye en nuestra mente y por momentos nos hace sentirnos mucho más felices, magia de un pasado que llevamos dentro.

Que tus recuerdos cadalseños desde Málaga te sirvan para sentir Cadalso y hacerte los días más felices.

Besos

Anónimo dijo...

Ya no hay ni desvanes ni baúles nos estorba todo

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Mis hijas tienen un baúl cada una en su habitación k eran d mi madre y los restauramos

Lucia Lop

Anónimo dijo...

Recuerdo lo que me gustaba mirar en los baules y en los desbanes familiares del pueblo,

Chelo Villarin Recio

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL BAÚL DEL RECUERDO

En el baúl del recuerdo
que habitaba en mi memoria:
el túmulo de la historia
me volvió en un nuevo acuerdo.
Y fui más loco que cuerdo
reviviendo los amores
con anuncio de clamores
del Dante por Beatriz,
y tú mi musa feliz
en el huerto de las flores.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Mi tía Luisi todavía tiene uno luci

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Donde guardo su ajuar hasta que se caso

Pilar Calvo Villarín